12
Tue, Nov

Expectativas económicas pre y post electorales

El Centro Estratégico para el Crecimiento y el Desarrollo Argentino (CECREDA) ha analizado los resultados de la encuesta sobre expectativas económicas perteneciente al primer trimestre del 2016. El informe “Expectativas Económicas Post-Electorales” tiene como finalidad brindar un análisis sobre la economía argentina en términos comparativos respecto al 2015, el presente y el 2017. También se confrontan los resultados obtenidos en la encuesta realizada antes de las elecciones de octubre del 2015 (correspondiente al tercer trimestre del año).

A través de una muestra, CECREDA destaca que la mayoría de los encuestados expresó que la situación económica actual es estable (48,3%), un 25,9% consideró que la situación es buena y tan sólo el 17,7% ha manifestado que es mala. Con respecto a la encuesta pre-electoral del 2015, se observa que ha disminuido la percepción buena de la economía actual (en el 2015 fue de un 36,1%), aumentando la variante de estabilidad (ascendió de un 37.1% a un 48.3%). Ver gráfico N°1.

Con respecto a la opinión de la situación económica sobre el año anterior, CECREDA nota el contraste de respuestas afirmativas o de estabilidad conseguidas en el tercer trimestre 2015, que disminuyeron notablemente en la encuesta efectuada en el 2016. Para el 18,5% de los encuestados en el 2016, su situación actual –en comparación al 2015- es favorable, el 33,6% considera que es igual y un 47,4% la define como inferior. En cambio, en el 2015, las respuestas fueron respectivamente de un: 30.9%, 42,3% y 25,8%. Evidentemente, los argentinos han sufrido un detrimento en su situación económica familiar y particular con respecto al pasado. Ver gráfico N°2.

Los resultados de la encuesta del 2016, dan cuenta de un aumento de la negatividad  con respecto a la situación económica futura, tanto particular como familiar. El 47.4% respondió que sus coyunturas serán peores que en la actualidad – a diferencia del 2015, cuya variante presentaba sólo un 13,7%-. Mientras tanto, un cuarto de los consultados consideran que será mejor, el mismo porcentaje estipula que la situación económica será igual a la actual. Ver gráfico N°3.

Con respecto a la situación macroeconómica de la Argentina para el próximo año, se utilizaron las siguientes variables: positiva –de crecimiento -, estabilidad económica, estancamiento y negativa –de crisis-. En los resultados pre-electorales las tres primeras opciones se han visto disminuidas en las respuestas de este año. Tal es así que, en el 2015 un 15,5% de los encuestados consideraban posible una crisis, mientras que hoy en día ha ascendido a un 43,1%. Por otra parte, cabe destacar que la variante que menos ha fluctuado es la positiva, descendiendo de un 28,9% en el 2015 a un 25% en el 2016. Por otra parte, más del 55% de los encuestados tiene una expectativa económica negativa respecto al gobierno de Mauricio Macri y un 38,4% presenta perspectivas positivas. Ver gráfico N°4.

Mediante estas comparaciones CECREDA concluye que antes de las elecciones de octubre, se percibía una mayor expectativa positiva sobre el futuro económico. Los resultados post-electorales dan cuenta de una menor confianza en las medidas económicas. Desde CECREDA se considera que las decisiones políticas llevadas adelante por este gobierno, tales como: la imposibilidad de detener la inflación, los aumentos tarifarios y el ascenso del costo de vida, merman las perspectivas positivas con respecto al futuro económico. 

Anexo - Las expectativas económicas post electorales [PDF]
Las expectativas económicas post elecotrales [PDF]

Suscribite a nuestro Newsletter y recibí los últimos artículos a tu email de forma gratuita.