25
Tue, Feb

Sistema Puerta a Puerta: preocupación para las Pymes

A través de la Resolución General N° 3915 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) se abre el mercado interno a todo tipo de importaciones. De esta forma, simplemente presentando CUIT (Clave Única de Identificación Tributaria), CUIL (Clave Única de Identificación Laboral) o CDI (Clave de Identificación), cualquier consumidor podrá comprar por un valor de hasta 1000 USD cinco veces al año. Se aplicará el sistema puerta a puerta si la copra es inferior de 200 USD y no supera los 2 kg; en caso de que no se cumplan ambos requisitos, el comprador deberá buscarlo en la sucursal del correo. Pero, ¿qué consecuencias trae para las Pymes nacionales?

         Las micro, pequeñas y medianas empresas sufren la inflación y recesión desde diferentes frentes. Los costos de producción han aumentado, tanto por la suba de la materia prima como de los servicios de electricidad, gas y transporte. A su vez, los comercios minoristas ven disminuidas sus ventas, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) en junio las caídas fueron del 9,8%, respecto del 2015. Obviamente, con una inflación interanual del 45,3% los consumidores restringen sus gastos, originando que los rubros con mayores caídas sean los prescindibles: electrodomésticos y artículos electrónicos (-19,2%), bijouterie (-14,7%), materiales para la construcción (-13,6%), ferreterías -13,2%) y golosinas (-12,5).

         Al contexto situacional antes descripto, se le suma la apertura (casi) indiscriminada de las importaciones. ¿Era necesaria la apertura del mercado para el ingreso de bienes de capital? Sí, sin la maquinaria necesaria se imposibilita la producción nacional. Pero ¿es imprescindible la importación de productos alimenticios? No, no lo es. Y aun así, ha aumentado un 12% el ingreso de alimentos, mientras las economías regionales no repuntan y hay empresas alimenticias que cierran sus puertas, dejando cientos de personas en la calle.

         A partir de la entrada en vigencia de la Resolución 3915, que regirá desde fines de agosto, la industria nacional textil, de calzado y marroquinería serán las más afectadas, junto con la alimenticia que ya lo está siendo. Los productores nacionales no son capaces de competir ya que no se presentan condiciones de igualdad frente a las industrias de los tigres asiáticos; entre los factores se encuentran, además de la inflación que afectan los precios de la materia prima, la alta presión fiscal sobre la economía (que creció un 55% en la última década) y el costo de mano de obra, comparativamente más elevado.

         En fin, de igual forma que en los ‘90s (proceso que fue iniciado por la última dictadura militar y profundizado por Menem), las Pymes no podrán mantener en el tiempo la competitividad frente a los productos importados. Algunas dibujarán estrategias que las harán pervivir, otras deberán cerrar sus puertas, dejando a sus empleados sin trabajo.

         En forma de conclusión, en la historia argentina se repiten ciclos de destrucción y fomento a la industria nacional. La promoción, impulso, constitución y sedimentación de las Pymes nacionales debería constituirse en política pública y de Estado, no sólo por el hecho de brindar trabajo a cientos de miles de personas, sino que les otorgaría la posibilidad de ser competitivas a nivel internacional. 

Gabriela Jan
Analista de CECREDA

 

NOTAS CONSULTADAS:
http://www.cronista.com/pyme/Malas-noticias-para-los-minoristas-20160728-0004.html
http://www.ieco.clarin.com/economia/Sube-importacion-productos-alimenticios_0_1618038234.html
http://diariohoy.net/politica/se-profundiza-el-cierre-de-empresas-30089
http://www.laizquierdadiario.com/Rio-Negro-despidos-y-cierre-de-la-ultima-tomatera-en-la-capital-nacional-del-tomate
http://www.cronista.com/economiapolitica/Tension-entre-Gendarmeria-y-trabajadores-que-cortan-colectora-en-Panamericana-20160607-0069.html
http://www.redcame.org.ar/sitio/circulares

 

Suscribite a nuestro Newsletter y recibí los últimos artículos a tu email de forma gratuita.