Economía

Algunos beneficios del Acuerdo de la Argentina con el Club de París

Pinterest LinkedIn Tumblr

Este nombre que suena simpático (“Club”), se refiere a algo no tan grato: un foro informal de acreedores oficiales y países deudores, en el cual el gobierno nacional canceló una deuda que es uno de los residuos –qué palabra tan apropiada- de la crisis económica de Argentina de 2001-2002 provocada por la aplicación de políticas de corte neoliberal.

 

Claro que por ser un rezago no significa que sea last but not least (último pero no por ello menor), pues la resolución del desembolso de la deuda al Club de París es una condición sine qua non para que Argentina vuelva a tener acceso a créditos de organismos multilaterales para la exportación y el flujo normal de inversiones privadas. 

Por ello los invito a visualizar el resultado del acuerdo no meramente desde la perspectiva de costos, sino desde una dimensión superadora de beneficios a mediano y largo plazo enumerando sólo algunas las externalidades positivas que de él se derivan.

A partir de este acuerdo, nuestro país debería acudir a los nuevos mercados internacionales en lugar de alimentar la hegemonía de los Estados Unidos y de la Unión Europea.

La Argentina ha dado un paso fundamentalmente para diversificar la atracción de inversión extranjera. No se trata ahora de concurrir a los antiguos mercados de capitales que imponían condiciones a la soberanía argentina sino poder acordar ahora con otros mercados, fundamentalmente con los países que componen el Grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y acordar en otros términos más equitativos el ingreso de capitales destinados fundamentalmente a la inversión productiva y no al “casino financiero” o capitales golondrina que puedan llevarse ganancias netas.

De esta manera, Argentina podrá ir conjugando el pago de la deuda con el arribo de capital extranjero que le permita contar con las divisas y la inversión necesarias para continuar con el proceso de industrialización que el país ha emprendido en los últimos años.

En su conjunto, estos países exhiben el 25% del Producto Bruto Mundial, el 43% de la población de todo el planeta, y dinamizan el 20% de la inversión en todo el mundo.

Además, los cinco países conjuntamente poseen el 45% de la fuerza laboral mundial; y dan cuenta del 15% del comercio global.

En ellos viven más 3 mil millones de habitantes, su Producto Bruto es de USD 17 billones; su producción agrícola de 2.000 millones de toneladas; y sus reservas monetarias internacionales, de más de USD 3 billones, lo que supone el 40% del total mundial,

Los países que integran el Grupo BRICS poseen una superficie territorial que representa el 27% del total mundial; y una generación eléctrica de 1,97 millones de gigavatios, equivalente al 35% de lo que genera el mundo.

También, afloja el cerco financiero que sufre el país, en momentos que ciertos sectores locales quieren hacer sus negocios con una devaluación y “golpe inflacionario”.

Pero, creo que el aspecto más relevante del acuerdo es que lo alcanza un país que ya no negocia reactivamente en respuesta a los criterios de “los mercados” y la especulación financiera sino proactivamente por objetivos propios. Esto implica que más allá de los intereses particulares, Argentina afirma un proyecto de país inclusivo pues, en caso contrario, como expresara el famoso escritor conocido como Lewis Carroll: «Si no sabes dónde vas, ningún camino te llevará allí”.

Gustavo D. Romero
Analista Cecreda.

Write A Comment