Author

Cecreda

Browsing

Recientemente se cumplió otro aniversario de “la 125”, una disposición que buscaba regular el aporte que se hacía al Estado, en la cosecha de la soja , y sobre la cual pesaron muchas tensiones tanto del oficialismo como de la oposición. Tal vez, y mirándolo a la distancia, ese enfrentamiento tanto de un lado, como del otro, pone al desnudo algunos errores tácticos que no deben volver a ocurrir.

Resulta difícil convivir en esta época en la que la degradación ética y política ha llegado a extremos impensables. Un tiempo en que los liderazgos se caracterizan por su baja densidad política, con falta de ideales e identidad, motivo por el cual los referentes son personajes mediáticos por momentos vergonzantes.

Se ha hablado mucho de la clase dirigente argentina, la política, la empresarial, la sindical; también se ha escuchado una palabra que a mi criterio, es simplemente un eufemismo, ser “apolítico” mientras en todos los países que a veces,  erróneamente admiramos, como EEUU por ejemplo, los ciudadanos, que para nosotros sería el pueblo, se involucran con kermeses solidarias, reuniones escolares, quejas callejeras, etc….y eso no es hacer política?

Las nuevas disposiciones del Gobierno Nacional para ampliar el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción significan una inversión equivalente al 3% del producto. Esta medida se suma como una nueva iniciativa que ratifica su determinación por cuidar del entramado productivo durante esta crisis sanitaria.

Han pasado poco más que 30 días de la nueva gestión administrativa, política , social económica de nuestro país. En este sentido reconociendo un nuevo plan económico, que esta orientado al desarrollo productivo, social e inclusivo.

Con la consigna de ¨NI UNA PYME MENOS¨ en los últimos años se reclamo frente al Congreso e la Nacion declarar la EMERGENCIA PYME, ante el industricidio que llevo a desaparecer mas de 25000 empresas en los últimos cuatro años.

Ante esta situación dramática donde no solo desaparecían empresas, sino que cientos de miles de trabajadores perdían su fuente laboral y familias enteras caían bajo lo linea de la pobreza, no se avizoraba un horizonte  positivo sino que el ritmo seguía en caída precipitosa. Un Gobiernos que hizo oídos sordos a reclamar os genuinos para sostener las empresas y sus fuentes laborales.

Las expectativas estaban orientadas a la nueva administración, a ver sus primeros movimientos, comprendiendo que la prioridad son los sectores mas vulnerables y la emergencia económica y social que había que resolver en lo inmediato. Sin embrago, paralelamente a ocuparse de lo urgente, se tomo consciencia de la importancia y el rol que tienen las Pequeñas y medianas empresas en el tejido productivo nacional. Por ello el Plan de Arranque estuvo orientado a encender la economía, tomando como prioritario recomponer  salarios, apoyar y acompañar a las empresas que sobrevivieron al desplome del consumo. Para el sector productivo y en particular para las pymes hemos recibido con beneplácito las medidas que comenzaron a aplicarse, desde el congelamiento de tarifas por 180 días, herramienta fundamental para proyectar costos en cualquier desarrollo productivo; los anuncios de la Administradora federal  Impuestos  (AFIP) sobre las prorrogas para empresas PYMES, la suspensión de las medidas cautelares y de la extension en las condiciones especiales para la inscripción en los planes de pago de deudas bajo las resoluciones 4651/2019 y 4655/2019: la baja progresiva en la tasa de interés para crédito productivo y capital de trabajo: la implementación del programa PRECIOS CUIDADOS generando confianza al consumidor con valores de referencia para el mayor control de la inflación, la ampliación de posiciones arancelarias en  LICENCIAS NO AUTOMATICAS, herramienta fundamental para administrar el comercio exterior. Estas Son las primeras medidas de una batería de herramientas que necesitamos las PYMES para salir Del Pozo que nos encontramos , ya que en su mayoría la industria se encuentra con menos del 60 % de la capacidad instalada en funcionamiento y la actividad comercial con cada en las ventas que llevan mas de tres años.

Sabemos que todavia falta mucho, que la situación que dejo el gobierno anterior es dramática en todo sentido y que en esta primera etapa los mas vulnerables serán la prioridad, pero en este camino de avanzar en reconstruir a la  Argentina será necesario en fortalecer el mercado interno, desarrollar a la producción y empleo nacional como pilares fundamentales, generar políticas comerciales que permitan el crecimiento de la Industria Nacional, promuevan la competitividad y acompañen a la exportación de nuestros productos y servicios con una visión internacional verdaderamente inteligente, potenciando nuestras ventajas y promoviendo el desarrollo de nuestras capacidades productivas.

Mauro Gonzalez
EMPRESARIO PYME