Comunicados

Comunicado Cecreda Expectativas Económicas 2017

Pinterest LinkedIn Tumblr

Solo 3 de cada 10 argentinos considera que la situación económica será mejor para el 2017. El 50% de los argentinos que ahorran eligen hacerlo en dólares. Con la finalidad de determinar y analizar las percepciones económicas de los argentinos, el Centro Estratégico para el Crecimiento y Desarrollo Argentino (CECREDA) realizó el Informe de Expectativas Económicas del cuarto trimestre del 2016. Se tomaron tres líneas claras para analizar: situación económica actual (en comparación con el 2015 y expectativa para el 2017), aumento de precios e inflación y capacidad de ahorro.

 

EXPECTATIVAS ECONÓMICAS

Solo 3 de cada 10 argentinos considera que la situación económica será mejor para el próximo año. 

Desde CECREDA consideramos que las expectativas positivas son un punto importante en la reactivación económica y, como lo determina el sondeo, los niveles de confianza se encuentran bajos.

El 38 % de la muestra considera que el próximo años su situación será peor, mientras que el 28 % cree que será mejor, el restante 28 % presupone que se mantendrá igual.

A su vez, el 51% asegura que su situación actual es peor que la del 2015, en contraposición, sólo un 14 % la define como mejor. Este dato es resultado de los aumentos sufridos a lo largo del año, en las tarifas de luz, agua y transporte y una inflación acumulada de 43,4 % (según el ICP – Congreso). 

INFLACIÓN

Una amplia mayoría de los encuestados no tiene una perspectiva optimista sobre la desaceleración de los precios durante el 2017. Tal es así que el 24 % de los encuestados creen que la inflación será mayor al 40 % anual, mientras que el 47 % consideran que será de entre 25 y 40 % anual (sumando un 6 7%); opuestamente, el 29 % considera que será menor al 25 %, siguiendo la línea que espera el Banco Central de la República Argentina (BCRA), que pronostica un 17 %.

CAPACIDAD EN AHORRO

Respecto del tercer eje de análisis, el 39 % de los encuestados presenta capacidad de ahorro; aumentando este porcentaje a 44 % en el caso de trabajadores en relación de dependencia, disminuyendo a 37 % si son autónomos. Sólo aquellos que se definen en una posición económica excelente o buena tienen un amplio margen de ahorro. El 50,7 % de los que ahorran lo hacen mediante la compra de divisas extranjeras, principalmente dólares. En segundo lugar se encuentra la constitución de plazos fijo, con un 38,97 % y en tercer lugar, la compra de inmuebles.

El ahorro en divisas se produce cuando no existe confianza en la moneda local, en un contexto de alta inflación o porque existen expectativas de devaluación. De cualquier forma, el ahorro en dólares es un método que favorece la fuga de capitales y pone presión sobre la restricción externa. 

Tradicionalmente en Argentina el principal método de ahorro era la compra de inmuebles y/o ladrillos. Sin embargo, al cambiar la situación económica y al disminuir los márgenes de ahorro, los argentinos se inclinan hacia la adquisición de dólares, buscando el beneficio financiero en el contexto económico actual. 

Por otra parte, a partir del estudio “Determinantes socioeconómicos de la educación financiera. Evidencia para Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú” del Banco de Desarrollo de América Latina, “el 41% revela una alta preferencia por el ahorro, siendo levemente más elevada en los casos de Perú y Bolivia donde alcanza el 44% de la población incluida en la muestra.” Por lo que, la capacidad de ahorro argentina se encuentra dentro de la media Latinoamericana.

Desde CECREDA, no observamos un crecimiento hacia los fondos de inversión como método de ahorro donde se estimula el desarrollo productivo sino hacia la especulación financiera; esto provoca un achicamiento económico en la única actividad que logra un desarrollo inclusivo, como es la generación de empleo en la actividad productiva.

Dejanos tus comentarios