Informes

Con clima positivo para 2013 se prepara la disputa contra la inflación

Pinterest LinkedIn Tumblr

El Departamento de Economía del Centro Estratégico para el Crecimiento y el Desarrollo Argentino (CECREDA), realizó una encuesta en materia de actividad para el tercer cuatrimestre del 2012 y expectativas sobre la economía para el año 2013. Los resultados del primer reporte muestran optimismo para este año con una expectativa inflacionaria que atentaría contra el normal desenvolvimiento de la economía. En este contexto, el Gobierno ha desplegado una batería de medidas contra la inflación.

 

Para Mauro Gonzalez Presidente de CECREDA “Disminuir la inflación es una condición necesaria para el crecimiento económico, pero no condición suficiente, una tasa de inflación baja no asegura un crecimiento económico elevado. Para combatir la inflación se deberán determinar sus causas, analizar los resultados negativos obtenidos en el pasado como consecuencia de haber aplicados políticas antiinflacionarias de matriz totalmente ortodoxa, para proponer una verdadera estrategia alternativa. Entendiendo que la redistribución del ingreso no genera inflación, pero la puja distributiva tiende a generar un incremento en los precios, en particular realizado por los grandes grupos económicos, formadores de precios, reajustando sus márgenes de ganancias y especulando.”

Debemos comprender que nuestro enemigo hacia el desarrollo no es la inflación sino la desocupación. El empleo jamás debe ser la variable de ajuste antiinflacionaria, por el contrario se debe seguir orientando los esfuerzos para mantener la plena ocupación, con empleos de calidad y salarios dignos.

Barómetro de CECREDA

El barómetro de expectativas de CECREDA indica la visión sobre la economía Argentina: según los encuestados, hay una mirada positiva sobre la economía para el año 2013. 

El 60,2% de los encuestados considera que la economía para el 2013 será positiva y un 23,9% regular lo que destaca un optimismo frente a un año que se espera un crecimiento aproximado del PBI de un 3,5%.

Las subas de impuestos, los aumentos desmedidos de precios en bienes y también en servicios, la restricción de divisas extranjeras para atesoramiento, la posibilidad de recomponer en nuevos acuerdos salariales el poder adquisitivo, son variables que han erosionado un 16% este optimismo comparado con el comienzo del 2012. 

INFLACIÓN- PRECIOS-COSTOS

Un 57,7% de los encuestados considera que habrá un incremento de precios por encima del 20%, y un 83,8% mantiene expectativas constantes sobre la variación de precios, situación que demarca similares condiciones en materia de precios que el año 2012.

A diferencia de lo relevado durante los primeros meses del 2012; aproximadamente un 20% de los encuestados considera que es posible un freno en el aumento de precios. 

En lo que respecta al consumo, el 45% de los encuestados planea comprar bienes durables en los próximos 4 meses, con un 10% de indecisos se mantiene estable respecto del 2Q del 2012 el nivel de gastos en este rubro. Un 80% de los encuestados posee tarjeta de crédito o débito, representando un elevado nivel de bancarización si se considera que en Latinoamérica el promedio es del 58%.

Haz click aquí para ver el informe completo

Dejanos tus comentarios