Análisis y Desarrollo Político

“El tema es negociar con dignidad”

Pinterest LinkedIn Tumblr

Luego de casi 20 horas de debate la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto para derogar la Ley Cerrojo y la Ley de Pago Soberano, que autorizan el endeudamiento del Estado con un límite de 12.500 millones de dólares para emitir deuda y pagarle a los Fondos Buitre, quienes acordaron recibir el 150% de la deuda original.

La Cámara baja le dio media sanción al acuerdo de pago a los holdouts mediante una votación de 165 votos a favor, y 86 en contra. El macrismo logró quórum gracias al apoyo del  interbloque oficialista que reúne a la UCR y la Coalición Cívica. Tambiéncontó con el apoyo del massismo, el Bloque Justicialista que rompió con el kirchnerismo, el peronismo disidente, el socialismo, el GEN y bloques provinciales.

Por el lado opositor, el Frente para La Victoria, el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), Libres del Sur y Proyecto Sur consideraron que dicha medida es una rendición ante los fondos especuladores, y temen la posibilidad de nuevos litigios de los bonistas que ingresaron en los canjes 2005 y 2010.

Durante la sesión, las principales cláusulas que se agregaron al proyecto original del gobierno fueron:

– Se incluyó un tope nominal que limita el endeudamiento en 12.500 millones de dólares y se fijó que si hay un excedente irá «a lo que está presupuestado» en obras públicas.

– Se establece que aquellos que cobran renuncian a todos los derechos incluso a los derechos reconocidos por sentencia judicial.

– Los nuevos bonos quedan sujetos a las cláusulas de acción colectiva pari passuque permite a una mayoría de bonistas acordar una reestructuración de la deuda que es jurídicamente vinculante para todos los tenedores de bonos.

– El proyecto original retomaba la puesta en marcha de la comisión bicameral de seguimiento de la deuda pública que estará compuesta por diez senadores y diez diputados.

– El Gobierno deberá enviar un informe trimestral sobre el estado de la deuda.

– También se fijó un tope del 0,2 por ciento en las comisiones para los bancos que operarán con agentes de pago.

– En la oferta base a los bonistas, el Estado no podrá pagar gastos adicionales. 

Esta aún no es una victoria cantada, ya que en Senadores hay mayoría opositora. El frente para la Victoria cuenta con 38 senadores propios más 4 aliados, garantizándose así el quórum propio (37) y acomodándose cerca de los 48, que representan los dos tercios de la Cámara. Mientras que Cambiemos es la primera minoría con 15 bancas. De hacer alguna modificación, la medida volverá a diputados y allí los tiempos serán contra reloj debido a que el 14 de abril vence el plazo que el juez Thomas Griesa estableció para el pago a los acreedores. 

Por Laura Palacios
Sec. Comunicación

Write A Comment