Notas de Opinión

Nuevo Mercado de Capitales: ¿ser, o no ser?

Pinterest LinkedIn Tumblr

Al comenzar la obra Hamlet, con su célebre frase “¿ser, o no ser?”, el escritor inglés William Shakespeare cuestiona el sentido de la vida, y pone en duda continuar en ella al existir tantas dificultades. Algo similar ocurre con la nueva Ley de Mercado de Capitales.

 

La nueva legislación establece regulaciones con nuevas metodologías de mercado, lo que permite generar productos financieros orientados a la economía real, dejando de lado la lógica de la especulación financiera, y sobre todo, que sea un negocio para pocos.

Esta reforma financiera estructural es la más importante en los últimos 40 años, ya que la última que se ejecutó fue durante la época de Martínez de Hoz como Ministro de Economía donde el objetivo era totalmente opuesto al interés del desarrollo productivo y de las economías regionales.

Con la entrada en vigencia de la nueva ley, la Comisión Nacional de Valores (CNV) será el único organismo de control de la oferta pública de acciones y títulos. Dentro de sus funciones unificará las actividades relacionadas a: autorización, negociación, supervisión y control. Estas funciones anteriormente la ejercían tres entidades diferentes.

Para favorecer el acceso al público general a las inversiones se elimina la obligación de ser accionista del mercado para poder ser un agente bursátil. Esta figura permite la comercialización de los productos financieros disponibles en el mercado de capitales. Cada acción del Mercado de Capitales cotiza hoy aproximadamente cinco millones. Esta “desmutualizacion” del mercado logró que toda persona que cumpla con determinados requisitos establecidos por la Comisión Nacional de Valores sea agente bursátil para operar en el mercado. La Bolsa de New York (NYSE) en 2002 comenzó con esta tendencia, y le siguieron Sudáfrica e India y más cercano a nosotros: Brasil. La CNV establecerá el régimen sancionatorio de los agentes bursátiles, como así también, requisitos patrimoniales para operar, ya sean personas físicas como jurídicas.

Ya no se cumplirá el famoso proverbio ¨ Dios se encuentra en todos lados, pero atiende en Buenos Aires, porque otro salto de calidad en cuanto a la reforma permitirá una verdadera federalización del mercado de capitales argentino. Se creará un nuevo mercado de capitales bajo una nueva sociedad denominada Bolsa Federal de Valores, la cual buscará unificar todas las Bolsas de Comercio del país para asociar las operaciones bursátiles. Esto generará, por ejemplo, que un inversor de Santiago del Estero invierta en un proyecto turístico en Tierra del Fuego a sólo un click de distancia. Así, el ahorro y la inversión de toda la Argentina se negociarán a través de una única plataforma virtual.

De este modo, la CNV otorga la facultad de autorizar la actuación de entidades en general como calificadoras de riesgo, entre ellas a las Universidades Públicas. Hasta ahora era una potestad exclusiva de un oligopolio de calificadoras de riesgo donde en muchos casos algunos sectores de la economía no los atendían correctamente por no conocer su funcionamiento. La inclusión de las Universidades, permitirá que cualquier empresa que quiera utilizar un instrumento financiero sea evaluada por el mundo académico con profesionales prestigiosos y especializados, brindando otra mirada experta, y en algunos casos, inclusive regional.

Se implementará el Levantamiento del Secreto Bursátil, el cual hasta ahora se lograba mediante la orden de un Juez. Esta medida, buscará favorecer el intercambio de información entre la CNV, el Banco Central de la Republica Argentina (BCRA), la Superintendencia de Seguros, la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Asociación Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Dentro de las atribuciones de la CNV, se contemplará la designación de veedores con capacidad de veto sobre las decisiones que se tomen dentro de las empresas que cotizan en el mercado de capitales, atendiendo los intereses de los accionistas minoritarios cuando estos sean vulnerados. Algunas voces en contra de esta nueva atribución mencionan que esta facultad puede afectar las garantías del Estado de derecho impulsando que las empresas cotizantes se retiren del mercado y desalentando a las nuevas.

La profundización y la federalización del mercado de capitales es una bocanada de aire fresco, lo que permite mejorar las perspectivas sobre las inversiones productivas, cruciales para el desarrollo y el crecimiento económico de nuestro país.

Pero gran parte del éxito o fracaso de la nueva ley dependerá de la reglamentación de los artículos que aún faltan.

Como un antiguo proverbio Zen menciona cuando el maestro le dice al alumno: “we will see!”

Lic. Pablo Bolino
Economista UNLP y Master en Finanzas UCEMA, Consultor en temas de economía y financiamiento para PYMES, docente UNLP, UAA y UTN

Write A Comment