Educación

Problemáticas pendientes del sistema educativo: un análisis de las causas de la deserción y de las políticas actuales vigentes para resolverla

Pinterest LinkedIn Tumblr

PANORAMA DE LAS POLÍTICAS EDUCATIVAS EN LA ARGENTINA DE HOY

La educación debe ser una prioridad y una política de Estado a fin de construir una sociedad justa y equitativa. Es necesario que la comunidad sepa cuáles son las estrategias elaboradas por el Estado para garantizar una mejora educativa en todo el país. He aquí un panorama de las políticas educativas actuales.

La planificación de políticas educativas y sociales es la base principal de toda Nación para el logro del progreso cuyas consecuencias, a futuro, garantizarán un óptimo nivel de formación y conocimiento aplicado.

La enseñanza escolar es el primer paso de socialización de todo ser humano. Contribuye al proceso de incorporación de conocimiento y contenidos, herramientas útiles y necesarias para su correcto desempeño en la vida social.

El principal problema existente es la fractura de este bien público. Actualmente, hay numerosos factores que inciden negativamente sobre la educación, y consecuentemente, hacen que la deserción escolar, principal dificultad y preocupación nacional, se encuentre en ascenso. Según cifras proporcionadas por la UNESCO, en Latinoamérica “a los 5 años, ocho de cada diez chicos latinoamericanos van a las escuela. A los 24 años, uno de cada diez jóvenes de la región no completó el nivel primario, y la mitad no terminó la escuela”. (Informe: Metas Educativas 2021, Desafíos y Oportunidades, UNESCO, 2010)

Algunas de las principales razones por las que los jóvenes abandonan la escuela son: la situación económica familiar que le impide adquirir los insumos básicos para concurrir, el trabajo infantil donde prima la necesidad de los niños de conseguir dinero en vez de ir al colegio -decisión promovida por el grupo familiar-, la falta de acceso para concurrir a clases -principalmente en el interior del país donde los chicos deben recorrer kilómetros para concurrir a clases- y, sobre todas las cosas, la situación de calle en la que, sin tener un techo donde vivir, no pueden acceder a la educación. Esos niños son castigados por la necesidad y por otros factores que los impulsan a la drogadicción, la delincuencia y la desnutrición; ellos tienen un futuro garantizado, el de la marginación. El objetivo es erradicar ese modo de vida a fin de promover, en conjunto con la educación, un futuro mejor para su desenvolvimiento en la sociedad.

Debido que la enseñanza es un derecho personal e individual, pero que también es un derecho adquirido en tanto sociedad, debe ser garantizado por el Estado. Es por esto que el Gobierno Nacional pone en vigencia diversos proyectos para propulsar e incentivar a la educación, motor fundamental para un futuro asegurado para  todos los niños y niñas del país. La educación debe ser una prioridad y una política de Estado a fin de construir una sociedad justa y equitativa.

Es necesario que la comunidad sepa cuáles son las estrategias elaboradas por el Estado para garantizar una mejora educativa en todo el país y para que pueda participar activamente dentro del proceso en sus diferentes actores sociales del ámbito educativo, pertenecientes a la familia, a la docencia y a los mismos estudiantes.

Dicho esto, a continuación se detallan brevemente las distintas políticas que el gobierno ha desarrollado para alentar a la educación:

Plan de Educación Inicial: abarca desde niños de 45 días hasta los 5 años de edad con el fin de desarrollar una capacidad creativa y que pueda aprender de las experiencias de ese aprendizaje. Pone de manifiesto un aumento en la enseñanza de contenidos de valores culturales, actividades motrices y sensoriales. Dentro de este plan también se incluye a las familias para contar con el apoyo e incentivación de los padres.

Conectar igualdad: inclusión digital educativa para garantizar y lograr una enseñanza equitativa con el objetivo de asegurar que todos tengan acceso a una computadora como herramienta de aprendizaje.

Plan Nacional Para la Educación Primaria: mejoras en las condiciones de enseñanza, fortalecimiento de la dimensión institucional, acompañamiento para disminuir la repitencia, fortalecimiento de la trayectoria escolar de los niños en situación de vulnerabilidad, enriquecimiento de la experiencia, fortalecimiento del vínculo escuela- familias, formación constante del cuerpo de docentes, ampliación de la jornada escolar, desarrollo de políticas intersectoriales para la niñez.

Plan Nacional Para la Educación Secundaria: certificación del acceso efectivo de jóvenes, adolescentes y adultos, garantizar la inclusión, mejorar la calidad educativa, optimizar la gestión de las escuelas secundarias e incrementar la cobertura y el nivel educativo.

Secundaria para Todos: mayor exigencia y calidad, rol de maestros como tutores, fomentar participación estudiantil, inclusión de temáticas que hacen una formación más integral, aprendizaje dentro y fuera de la institución.

Las políticas descriptas fortalecen, en conjunto, el sistema educativo y le abren las puertas a los sectores vulnerados por sus condiciones, para que tengan las mismas oportunidades de aprendizaje de manera equitativa. Pese a las condiciones económicas y sociales, es fundamental alentar a que continúen la escuela debido a que es una herramienta que le permitirá el acceso a un trabajo digno en un futuro gracias a sus capacidades y conocimientos.

Es una realidad que a pesar de la implementación de las normativas antes mencionadas aún hay un elevado número de analfabetismo y deserción. Pero a diario se trabaja para que esa brecha disminuya cada vez más. Una de las últimas medidas que adoptó el Ministerio de Educación que se pondrá en vigencia a partir del año que viene, es que primer año no se repetirá, con el propósito de incentivar a los niños a no abandonar la escuela. Según datos proporcionados por un censo realizado por el Ministerio de Educación porteño, en las escuelas públicas se repite diez veces más que en una privada con un 5,2% para las primeras contra un 0,5% para las segundas. (Dirección de Estadística, Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, 2011)

Muchos grupos opositores critican la medida incorporada debido a la incertidumbre que puede llegar a generar esos cambios en el sistema. Pero la realidad es que es un motor para frenar el abandono y darles la oportunidad de seguir adelante mediante un apoyo docente constante. Si se lograra disminuir el abandono escolar, en un futuro podría tener incidencia en la disminución de la tasa de desempleo, del analfabetismo, de la situación de calle y de la tasa de delincuencia, porque la educación es el primer paso para lograr una estabilidad política, económica y social.

Para finalizar, se citan aquí dos artículos de la Ley de Educación Nacional -la N°26.206- que sintetizan las garantías y derechos que el Estado debe facilitar a la comunidad, a fines de promover una plena calidad educativa nacional:

Ø    Artículo 4: “El Estado Nacional, las Provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tienen la responsabilidad principal e indelegable de proveer una educación integral, permanente y de calidad para todos los habitantes de la Nación, garantizando la igualdad, gratuidad y equidad en el ejercicio de este derecho, con la participación de las organizaciones sociales y de la familia”

Ø    Artículo 8: “La educación brindará las oportunidades necesarias para desarrollar y fortalecer la formación integral de las personas a lo largo de toda la vida y promover en cada educando/a la capacidad de definir su proyecto de vida basado en los valores de libertad, paz, solidaridad, igualdad, respeto a la diversidad, justicia, responsabilidad y bien común” 

 Por Laura Palacios 

Analista de CECREDA

Dejanos tus comentarios