Comunicados

Sin Industria no hay Desarrollo

Pinterest LinkedIn Tumblr

Argentina transita la transformación política industrial más profunda de la que pueda darse cuenta desde los últimos 50 años. Transformación positiva que involucra un fuerte proceso de sustitución de importaciones, la administración de los recursos energéticos estratégicos, el fortalecimiento del entramado PYME, el desendeudamiento externo, en un marco de recuperación de la identidad nacional y la integración regional.

Desde el Centro Estratégico para el Crecimiento y Desarrollo Argentino – CECREDA – destacamos las decisiones políticas que impulsan el fortalecimiento de la industria nacional con identidad y con valores que promuevan la unidad nacional y la integración latinoamericana. Es posible crecer sin dejar de ser.

En el marco de la semana de la industria todas las entidades gremiales empresarias, entre ellas las más importantes CAME y UIA, participarán junto a la Presidente de la Nación Argentina, Cristina Fernández, en una cena de camaradería. La unidad industrial es un requisito sine qua non si se pretende atravesar un proceso de transformación ordenado y de progreso. Si bien las disputas gremiales empresarias o sindicales tienen raíz en los intereses dispares que representan, existe una sola realidad: que las empresas no están sujetas al lugar donde reportan sus ganancias sino al territorio donde se radican, y las políticas públicas del Estado son determinadas por quien conduce, que contiene y representa a la máxima voluntad nacional.

A pesar que la competitividad, sobre todo a nivel de la Pequeña y Mediana Empresa, es una tarea pendiente desde el sector privado, los créditos a las pymes, apoyo a los emprendedores y a la instalación de nuevas industrias, como también la producción nacional, son algunos de los conceptos perdidos que se están recuperando en este tiempo. Como nunca antes los últimos 8 o 9 años, se ha mantenido un crecimiento sostenido a tasas de hasta el 9% en diferentes aspectos: crecimiento del mercado interno, crecimiento industrial, crecimiento con inclusión social; pero el crecimiento puede ser reversible –no así el Desarrollo-, y sólo a través de la transformación conjunta, Argentina puede volver a posicionarse dentro de los países industrializados.

Se estima que en 2050 la población mundial alcanzará los 9.000 millones y según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) habrá que aumentar en un 70% la producción de alimentos para evitar hambrunas. América Latina, el Mercosur y Argentina juegan un rol estratégico en el abastecimiento alimenticio mundial. Este es un desafío que, a través de los planes estratégico industrial y agropecuarios 2012-2020, el gobierno nacional pretende realizar industrializando la ruralidad e incorporando valor a las materias primas en origen. Impulso que debe ir vinculado principalmente a un entramado logístico ferroviario (de carga y pasajeros) y marítimo (barcazas de carga) y secundariamente al transporte terrestre de larga distancia (camiones), deuda aun pendiente, pero que sin dudas remarca que Argentina debe profundizar aún más las políticas industriales en el corto y mediano plazo.

 

Rodrigo Puértolas

Secretario General

 

Mauro Gonzalez

Presidente

Write A Comment