Trabajo Social y Comunitario

Violencia de Género: Si se meten con una, se meten con TODOS #NiUnaMenos

Pinterest LinkedIn Tumblr

La violencia de género es una amenaza constante que afecta sobre todo a miles de mujeres en todo el país. El promedio de casos es alarmante debido a su tendencia creciente en la sociedad, y las medidas para contrarrestarlo no son suficientes para frenar este flagelo.

 

Se entiende por violencia contra las mujeres a toda conducta basada en una relación desigual de poder que afecte a su vida, libertad, dignidad e integridad. El término violencia de género no es ni más ni menos que todo tipo de violencia física o psicológica ejercida contra cualquier individuo sobre la base de su sexo, la cual repercute directamente de modo negativo en su identidad, en su bienestar físico, psicológico y sociológico en el ámbito doméstico, institucional y laboral.

Las tipologías de estas acciones son numerosas siendo las principales: acoso, hostigamiento, violaciones, prostitución, trata, explotación, maltrato, agresión  física, agresión verbal, y  por último, el feminicidio.

Las consecuencias en una mujer tras haber padecido algún caso de violencia son traumáticas, en el sentido que deben someterse a tratamientos médicos, psicológicos y psiquiátricos. El temor a que el maltrato continúe conlleva a situaciones que marcan la vida de un ser humano rotundamente, produciendo un quiebre en el bienestar personal y social, que acarrean a fobias, ataques de pánico, depresión, ansiedad, paranoia, alienación, y en el peor de los casos, el suicidio.

Con tantos avances sociales y tantos beneficios que se han conseguido para una mejora en la calidad de vida en nuestro país, es contradictorio que no se focalice del mismo modo  a este tema que realmente es agravante y que sus índices no paran de crecer.  

Según un informe de la Defensoría General de la Nación:

-El 96.72% de los denunciados son hombres.

-9 de cada 10 casos de violencia de género el agresor es la pareja o ex pareja.

-El 80% de las denunciantes convivió con el denunciado.

-2 de cada 3 mujeres dijeron que tras la separación se incrementó la violencia.

-3 de cada 10 denunciados registran antecedentes de violencia en relaciones previas.

-En 8 de cada 10 casos las agresiones duran más de un año y con una frecuencia diaria o semanal.

-4 de cada 10 mujeres debieron hacer la denuncia varias veces para que su reclamo sea atendido.

En este último tiempo se han implementado políticas y campañas contra la violencia de género, pero no son suficientes debido a que aún no han llegado a cada una de las destinatarias de este maltrato. 

En primer lugar debe cambiarse la metodología en el tratamiento de este tema de agenda, partiendo de la atención a la mujer en el momento de realizar la denuncia, el trato y el cuidado que ésta recibe, que la línea 144 de ayuda proporcionada a la población realmente sea utilitaria para cada una de las casuísticas.

Es por ello que ante todo es necesario modificar la Ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres y que se establezcan más medidas que los magistrados deban seguir ante denuncias por violencia con el objetivo de remediar ese vacío legal y de seguridad de la mujer que se siente en todos los rincones del país, logrando que la misma pueda tener un amparo y protección desde el momento que efectúe la denuncia y no a partir de instancias posteriores.

Pero sobre toda las cosas, hay que contar con una responsabilidad social e individual en cada uno de nosotros, una mayor comprensión por parte de la sociedad: que se erradique por completo la nefasta justificación que ha instalado una tendencia en afirmar que “algo le habrá hecho”, “ella se lo buscó”, “le pasó por puta”, “eso le pasa por provocar o confrontar”. Esos términos aberrantes deben ser eliminados por completo para poder elaborar un criterio más profundo partiendo de la premisa de que todos y todas somos personas en igualdad de condiciones y poder.

Cada 32 horas muere una mujer como consecuencia de la violencia de género, un dato sumamente preocupante. En 2014 fueron 277 las mujeres asesinadas, dejando a 200 niños sin madres. En un acumulado de tan sólo 7 años, 1808 mujeres fueron asesinadas por violencia de género en Argentina. 

Debemos actuar como sociedad, tenemos esa responsabilidad porque esto también forma parte del crecimiento y desarrollo de nuestro país. Hoy y siempre #NiUnaMenos. 

Lic. Laura Palacios
Sec. de Comunicación 

Dejanos tus comentarios