Author

Cecreda

Browsing

El sistema financiero es realmente una economía irreal, que nada tiene que ver con la generación de más riqueza mediante el trabajo o la producción de bienes o servicios. El sistema financiero podría generar riqueza en la medida en que participara activamente en el sector productivo del país. En este sentido, es imperioso avanzar de manera urgente y necesaria en una nueva ley democrática de entidades financieras que signifique dar un paso adelante en el camino hacia un sistema financiero más justo y equitativo en Argentina, condición fundamental para todo proyecto de desarrollo económico nacional con inclusión social.

El sistema financiero mundial se encuentra actualmente en agenda de todos los países. Su relación con la economía real y las maneras en que el sistema financiero contribuye a crisis como la que hoy vive el mundo entero, se encuentra en el ojo de la tormenta. Pero toda historia tiene un comienzo, y para poder interpretar este presente, es necesario, contando con las virtudes clarificadoras del revisionismo histórico, remontarse al pasado.

La génesis del sistema financiero puede rastrearse en la Inglaterra post Revolución Industrial, que tuvo la necesidad de realizar inversiones o tan sólo «hacer circular» el dinero excedente del comercio exterior. La mejor forma de darle curso a ese excedente y, de paso incrementarlo, fue la colocación de créditos a tasas usurarias en los países que comenzaban a desandar el camino de la independencia y la construcción nacional. El capital prestado implicaba un interés que reproducía a las divisas entregadas en el corto plazo, sin pasar por el sistema productivo y ni por la creación de valor agregado de algún bien. Por lo tanto estas divisas se incrementaron sin ningún esfuerzo productivo por generar riqueza de bienes.

Años más tarde, este sistema financiero fue tomado una forma corporativa, y lo que en principio era un simple empréstito, fue mutando en bonos de deuda pública, que cotizaron en las bolsas de valores que fueron creándose en todo el mundo, fondos de inversión y acciones que las empresas emitían para obtener dinero fresco a cambio de un compromiso de pago a futuro.

Esta fórmula para crear un sistema económico de la nada y que no produce ni genera riqueza tangible, generó un nivel de divisas sin un sustento en los bienes que deberían respaldarlo. Si la suba del valor accionario de una empresa depende de la decisión de un hombre y no de una generación tangible de riqueza, los límites de la economía real son sobrepasados.

Fue entonces que en los años 70, tras la fuerte suba del petróleo (commodity), el dinero excedente de la renta petrolera volvió a generar una necesidad de colocación de capital. Durante estos años existían cientos de países en vías de desarrollo, como el nuestro, que contaban con las imprentas listas para emitir bonos y hacerse de ese dinero fresco que aliviaría algunos aspectos deficitarios de sus economías, sin importar el costo que la sociedad pagaría.

Así comenzó un verdadero aluvión de créditos. Entre 1970 y 1980, América latina incrementó su deuda externa de 27 mil a 231 mil millones de dólares, lo que implicaba un pago anual de intereses por más de 20 mil millones. 

Durante esta década, y precisamente con el golpe militar, nace la argentina financiera o especulativa dirigida por el ministro Martínez de Hoz. No responde a ningún modelo, no pretende producir riqueza ni distribuirla, sino que utiliza los argumentos típicos de la escuela neoliberal de Chicago, para lanzar la reforma financiera que significó, en la práctica, la eliminación de todas las regulaciones sobre el comportamiento de los bancos y la limitación a la capacidad de acción del Estado Nacional. Inaugura así, un nuevo pedido de créditos a organismos internacionales: la Argentina recibió del FMI 400 millones de dólares.

Como consecuencia de estas políticas económicas, se produjo la quiebra de numerosas micro, pequeñas y medianas empresas (PYMES) y la adquisición de alguna de ellas por otras empresas más grandes o multinacionales. El sistema, de esta manera, se concentra y se extranjeriza, producto de los incentivos brindados a la entrada masiva de capitales foráneos a raíz de las elevadas tasas de interés y por la apreciación cambiaria que echaron a rodar la bicicleta financiera y un proceso para desmantelar el sistema productivo argentino. Esta fórmula vuelve a repetirse entre el 2015 y 2019 bajo la administración del Gobierno anterior endeudando al país en más de 44.500 millones de dólares, con una fuga de capitales en 45.000 millones de dólares (paradójicamente el monto prestado por el FMI) y dejando más de 9% de desocupados, con el cierre de más de 25000 pymes.

De esta manera, la valorización financiera se impuso sobre la productiva, generando una vez más la desarticulación del aparato productivo nacional.

Básicamente el sistema financiero es un medio de transferencia de riqueza más no de generación de riqueza. Para generar riqueza, debe crearse valor, agregar o generar valor, algo que poco sabe hacer nuestro sistema financiero en la actualidad.

Avanzar en un proyecto que promueva la producción y no la especulación, que le  brinde al sistema financiero argentino un marco legal más acorde a las necesidades de los clientes, universalizando su acceso, incorporando la problemática regional, en pos de una distribución más equitativa de la actividad financiera a lo largo del territorio nacional, limitando el grado de concentración.

Sin embargo, es importante advertir que para modificar la estructura actual del sistema financiero argentino, este proyecto debería estar acompañado por un paquete de medidas en el que se incluyeran también la modificación de la Carta Orgánica del BCRA y la creación de una Banca Nacional de Desarrollo que, en línea con una política productivista, atienda a las problemáticas específicas de las micro pequeñas y medianas empresas (PYMES), motor fundamental del crecimiento económico y social del país, puesto que contribuyen en gran medida a la generación de empleo genuino y a la inclusión social.

Mauro González

Presidente

Ante la intempestiva renuncia del Ministro de Economía de la Nación, Martin Guzmán, y el reciente anuncio de su reemplazo por la economista Silvina Batakis quien ocupó el cargo de Ministra de Economía de la Provincia de Buenos Aires entre 2011 y 2015, y que se desempeñaba como Secretaria de Provincias del Ministerio del Interior de la Nación, el gobierno enfrentó una situación política compleja poniendo al frente de la cartera una funcionaria que conoce los problemas del país.

Es necesario generar una estabilidad política en el gobierno que impacte de manera positiva en nuestra economía real. Esta designación de Batakis en un ministerio clave abre un nuevo escenario donde la experiencia en la gestión y responsabilidad en el compromiso por avanzar en un proceso económico con inclusión, son señales para generar una expectativa segura en neutralizar, de manera rápida, cualquier inestabilidad en los mercados.

Es momento de profundizar un  Estado Desarrollista que considere el crecimiento económico inclusivo como su principal objetivo, que intervenga en el mercado cuando las corporaciones monopólicas u oligopólicas buscan desestabilizar el normal funcionamiento de nuestra economía, adoptar una política macroeconómica activa que cuente con el apoyo político de las fuerzas productivas en favor del crecimiento y desarrollo de nuestro país.

Debemos avanzar en un medio por el cual se pueda combinar de forma pragmática una coordinación del  Estado y del mercado, tomando la responsabilidad de llevar a cabo un conjunto de normas y actividades que el mismo mercado simplemente no puede o no quiere colaborar. Es así que requerimos de un  Estado coordinando los diferentes sectores económicos, que aun no siendo competitivos en su infraestructura y en su industria brinde posibilidades en favor de un tipo de cambio competitivo que estimule la oferta de bienes y servicios en pos en la creación de empleo genuino.

Es necesario administrar el tipo de cambio de forma tal que, aun manteniendo un régimen fluctuante, se neutralice esta grave falla de mercado, potenciando la exportación de bienes industriales o produs primarios con alto valor agregado.

Es momento de potenciar el desarrollo productivo y exportador de las Pymes, con políticas de inclusión permanente, convencidos que este cambio en la cartera de Economía se dirige en este sentido. Acompañamos la decisión del presidente de la Nación y apoyamos toda política que presente un vector de dinamismo relevante para la estructura productiva nacional. 

Mauro Gonzàlez

* Presidente Confederación Federal Pyme Argentina

* Empresario Pyme Textil

Desde el Centro Estratégico para el Crecimiento y el Desarrollo Argentino (CECREDA) se desea el mayor de los éxitos en esta gran responsabilidad que el presidente de la Nación, Alberto fernandez ha puesto sobre los hombros de la Dra. Silvina Batakis, como nueva Ministra de Economía y Finanzas Públicas.

  A su vez, CECREDA celebra la elección de la Dra. Silvina Batakis para semejante cargo, ya que la funcionaria ha desarrollado una gestión transformadora en la la provincia de Buenos Aires entre el año 2011-2015

CECREDA anhela buenos augurios en esta nueva gestión, esperando que las acciones logren los mejores resultados en lo que respecta al desarrollo económico y con inclusión social para nuestro país.

Ante mas de ciento cincuenta representantes de entidades PyMEs del país participaron en el Senado de la Nación el Día Internacional de las PyMEs, en un encuentro en el que se priorizó el diálogo entre emprendedores, funcionarios nacionales y legisladores y se hizo un balance del crecimiento del sector en donde se han generado 112 mil nuevos puestos de trabajo en el último año.

En el encuentro, organizado por la presidenta de la Comisión de Economías Regionales, Economía Social y Pymes del Senado, Nora del Valle Giménez, disertaron referentes de la Unión Industrial Argentina, CAC (Cámara Argentina de Comercio), Endeavor, IPA (Industriales Pymes Argentinos) y de la Confederación Federal PyME.

“Para que las economías regionales del país potencien su crecimiento, necesitamos impulsar y empoderar a las Pymes en una alianza estratégica de la que formemos parte, todos y todas: necesitamos que estén los empresarios y empresarias, los trabajadores y trabajadoras, los sindicatos, y el Estado Nacional, las provincias y los municipios”, enfatizó Nora Giménez.

Luego el secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Contigiani sostuvo que “lo que define a un Gobierno comprometido con el desarrollo nacional es su relación con las PyMEs. Desde 1976 hubo gobiernos que trabajaron con las PyMEs y la producción; y otros que trabajaron para el modelo de acumulación financiera. Y sin dudas este es un Gobierno que tiene una alianza con las PyMEs”.

Al cierre de la presentación, el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, del ministerio de Desarrollo Productivo, Guillermo Merediz. indicó que “la forma de poner en marcha a la Argentina de pie, es poniendo en marcha una agenda productiva donde las pymes sean su corazón central” y agregó ¬“el desafío es seguir acompañando y  trabajando en esa agenda de crecimiento de inversión, de financiamiento de exportaciones”.

En este sentido, Merediz destacó que las pequeñas y medianas empresas generaron 112 mil empleos en el último año, recuperándose de la pandemia, con crecimiento de la capacidad instalada, de la capacidad de empleo y con record de exportaciones (10.800 millones de dólares que aportaron en 2021, un record de crecimiento de los últimos 6 años). _“Hoy hay una discusión sobre las políticas sociales, son las pequeñas y medianas empresas las que pueden generar y demandar esa capacidad de empleo que se necesita”, resaltó.

La secretaria de la Comisión de Economías Regionales, Economía Social y Pymes, Clara Vega, realizó la apertura del panel de Diálogo con las Pymes señalando: “Propongo que trabajemos para no desalentar la inversión y potenciar a todos los emprendedores de nuestro país. Solo en el trabajo conjunto y en el incentivo económico con inversiones a largo plazo, podremos posicionar a nuestros emprendedores apuntalado el desarrollo productivo con una visión de futuro sustentable”.

Luego la directora del BICE María de los Angeles Sacnún señaló que “tenemos que abogar por tener una política de Estado en defensa de las pymes y la industria nacional”, y contrastó las políticas actuales con las del Gobierno anterior. Contó además que desde el BICE aspiran a colocar este año créditos por 44 mil millones de pesos; y que de ese total el 60% se destinará a pymes del interior del país. En ese sentido sostuvo que “hay que federalizar el crédito, para generar arraigo y oportunidades en todo el país”.

El presidente de la Confederación Federal PyME y de CECREDA, Mauro González,subrayó que representa a una entidad joven pero que tiene claro que defienden “un proyecto de país que privilegia las políticas productivas”, y no las políticas “donde se perdieron 25.000 empresas sin pandemia”. En ese sentido pidió impulsar herramientas “que trasciendan los Gobiernos y apuesten a generar empleo genuino”, y opinó que ello se logra a través de una articulación público privada. “Estamos seguros que la salida es con más pymes y más trabajo”, puntualizó Mauro González.

En el cierre, el director del Banco Nación Claudio Lozano dijo que “las PyMES son una prioridad política del país”, y, por eso, “desde el Banco Nación, descentralizamos el crédito para que lleguen todos los emprendedores”.

Lozano detalló: “25 millones de argentinos tienen dificultades para llegar a fin de mes, de ellos 17 millones son pobres, 4 millones pasan hambre y hay 114 mil argentinos que son multimillonarios en dólares y que tienen sus fortunas en el exterior en un 78% y que esas fortunas equivalen 5 veces a la Argentina, esa es la desigualdad aberrante”.

Además, Lozano apuntó contra los formadores de precios que afectan a las pequeñas y medianas empresas y defendió la necesidad de regular la política monetaria para evitar las especulaciones del mercado. “El tema del encadenamiento entre las grandes empresas y pymes es clave”, enfatizó.

Desde CECREDA presentamos una propuesta para el PROGRAMA JÓVENES CON MÁS Y MEJOR TRABAJO de la Dirección de Promoción del Empleo dependiente de la Subsecretaría de Promoción del Empleo y de la Secretaría de Empleo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación.

En el marco de la convocatoria anual que realiza el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, se realizó una propuesta de capacitación en el marco del ¨Curso de Introducción al Trabajo¨. La propuesta realizada se basó en un curso de 3 meses de duración para ser llevada a cabo por dos integrantes, un capacitador y un auxiliar. El capacitador dicta los temas de Construcción del Proyecto Formativo Ocupacional, Alfabetización Digital y Derechos Sociales y Laborales y Salud Ocupacional distribuidos en 130 horas y el asistente dicta los temas Construcción del Proyecto Formativo Ocupacional y Alfabetización Digital distribuidos en 100 horas.

 Se llevaron a cabo 40 cursos desarrollados por 80 docentes que permitieron capacitar a 1.200 jóvenes de entre 18 y 24 años de las localidades de Tres de Febrero, Tigre, San Martin, San Miguel, San Fernando, Pilar, Campana, Zarate y Malvinas Argentinas. Estas capacitaciones se realizaron de manera virtual y comenzaron en septiembre de 2021 y finalizaron en noviembre 2021.

Desde CECREDA estamos orgullosos y satisfechos de haber podido llevar a cabo esta gran tarea de capacitación a esta enorme cantidad de jóvenes para que puedan contar con las herramientas necesarias para aspirar a un trabajo digno

Queremos agradecer al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, especialmente al Jefe de Agencia Territorial San Martin Dr. Manuel Luaces por su apoyo incondicional a quienes estamos comprometidos con la capacitación de nuestros jóvenes.

Mauro Gonzalez, presidenta de CECREDA asistió al encuentro encabezado por el Ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, y organizado por CGERA, la Confederación General Empresaria de la República Argentina.

Scioli estuvo acompañado por Guillermo Merediz, Secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, y Ariel Schale, Secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa.

Referentes de PyMES de todo el país reconocieron el compromiso en cada gestión que emprende el flamante funcionario, razón por la cual se pusieron a disposición para seguir estrechando lazos y generar una agenda de trabajo para con todas las instituciones adheridas, priorizando el desarrollo del gran entramado pymes de nuestro pais en cada uno de los sectores, para mejorar el bienestar y la calidad de vida de cada argentino, velando por los intereses de la Nación, para así recuperar la productividad y el empleo genuino.

Presentamos un proyecto de fortalecimiento institucional para desarrollar y trabajar en conjunto con la UNION DE ENTIDADES PYME DE ENTRE RÍOS (UEPER), donde se desarrollaron actividades de fortalecimiento interno de la UEPER como acciones de asistencia técnica a PYMES integrantes de la UEPER.

El plan de trabajo se desarrolló en 3 ejes: Estudio sectorial del sector turístico, capacitación dirigente de la UEPER y Capacitación y Asistencia Técnica a Pyme.

Se inició la ejecución de las tareas a partir del mes de octubre del año 2021 y se concluyeron en marzo del 2022 

Con respecto al estudio sectorial del sector turístico, se comenzó con un relevamiento de información primaria y secundario, entrevistas y encuentros con actores relevantes del sector privado y público durante los meses de octubre a diciembre de 2021. Estos encuentros se dieron en espacios de mesas de trabajo con participantes de todos los sectores. Luego se realizó un diagnóstico y análisis de la información relevada. Se continuaron los encuentros mediante mesas de trabajo con los actores involucrados donde se validó información y se compartieron puntos de vista. Esta etapa se desarrolló entre los meses de enero y febrero del año 2022. Por último, se realizó una planificación de acciones y actividades durante el mes de marzo de 2022, donde se expusieron los principales lineamientos luego del pormenorizado estudio realizado.

La capacitación a dirigentes de la UEPER consistió en encuentros donde se desarrollaron talleres sobre la Misión, Visión y Valores y matriz FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) de la UEPER. Estos encuentros se llevaron a cabo desde octubre hasta diciembre de 2021. Luego se continuaron con talleres sobre Liderazgo y Gestión de Equipos de Trabajo y Planificación estratégica Institucional de mediano y largo plazo que se desarrollaron entre los meses de enero y marzo de 2022. 

Con respecto a la Capacitación y Asistencia Técnica a PYMES; se desarrolló entre los meses de noviembre y diciembre 2021 y entre enero y marzo 2022

La capacitación a PYMES se desarrolló en formato de  cuatro talleres, donde se dictaron los siguientes temas: Administración financiero del flujo de fondos, Ventas y Comercialización, Gestión y Desarrollo de los recursos humanos dentro de la empresa y Estrategias comerciales en entornos digitales. Los talleres tuvieron una duración entre 2 y 4 encuentros. Cada taller contó con la participación de 30 asistentes relacionados a la UEPER y a las distintas cadenas productivas regionales.

Para abordar la asistencia técnica a pymes, previamente se trabajó sobre las temáticas más relevantes con las cuales se enfrentan a diario este tipo de actores en el ecosistema productivo regional. Mediante encuestas a los asociados de la UEPER se obtuvieron las conclusiones para desarrollar los encuentros de asistencia técnica mediante temas específicos

A lo largo de los 10 encuentros gestionados, y con la asistencia de 20 pymes en cada uno de ellos, se pudo realizar una puesta en común sobre las problemáticas frecuentes relacionados a temas comerciales, digitalización de procesos comerciales, administración de flujos de fondos y capital de trabajo, acceso al financiamiento gestión de los recursos humanos, comunicación eficiente y efectiva, delegación de tareas y organización interna.

Desde CECREDA estamos orgullosos y satisfechos de haber podido llevar a cabo esta gran tarea para fortalecer a las instituciones representantes del entramado productivo regional mediante capacitaciones y asistencias técnicas, tanto a sus dirigentes como a los asociados de la UEPER.

Queremos agradecer al Ministerio de Desarrollo Productivo, especialmente al Secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores Guillermo Merediz por su apoyo incondicional a quienes estamos comprometidos apoyando a las PYMES argentinas.

El ministro de Educación, Jaime Perczyk, y el secretario de Políticas Universitarias, Oscar Alpa, presentaron un mapa georeferenciado con la información de la oferta formativa de carreras cortas que ofrecen 59 universidades nacionales y provinciales que lleva adelante el Programa Universitario de Escuelas de Educación Profesional.

Esas propuestas de formación fueron creadas a partir de las necesidades laborales detectadas en cada región vinculadas a los sectores productivos, de servicios, en la agroindustria y en los procesos de transferencia de tecnologías en cada región.

El Programa se propone implementar trayectos de formación que promuevan competencias laborales en escenarios de cambio tecnológico constante.

Perczyk explicó que “impulsamos esta línea de política desde el Ministerio con las universidades para atender a una función que consideramos que tienen que cumplir las casas de estudio, pero también para atender a una necesidad social que tiene nuestro país”.

“La economía argentina depende de que haya más trabajadoras y trabajadores y más trabajo y para eso es justo que las universidades participen de propuestas de formación en oficio y formación profesional”, resaltó.

Por su parte, el secretario de Políticas Universitarias expresó: “Con este programa de escuelas estamos certificando habilidades y capacidades que permitan obtener un trabajo digno y esto es una política del Ministerio de Educación”.

Agregó que “es una medida concreta, dentro de una política concreta que está expresada, que está escrita y acordada con el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) en lo que llamamos los siete puntos de desarrollo productivo y progreso social de las universidades”.

El Programa Universitario de Escuelas de Educación Profesional es una iniciativa que depende de la Dirección Nacional de Programas de Calidad, Ciencia y Vinculación Tecnológica de la SPU que vincula a las universidades con los sectores productivos, de servicios, de la agroindustria y con los procesos de transferencia de tecnologías en cada región donde se encuentra ubicada la universidad.

En la actualidad ya se encuentran activos 59 proyectos financiados con una inversión de 2.244 millones de pesos.

A su vez, durante el acto, del que participaron el subsecretario de Políticas Universitarias, Daniel López; rectores, secretarios de extensión y de vinculación tecnológica y referentes de los proyectos de las instituciones que forman parte del PUEEP; y los equipos técnicos del Programa, las universidades mostraron avances en la implementación de los trayectos formativos y el impacto a nivel local.

CECREDA participo en la jornada junto a Universidades de todo el pais, en representación estuvieron el presidente, Mauro Gonzalez y el Secretario de Capacitación, Jorge Silva.

La empresa Laminados Industriales de Villa Constitución retomó la fabricación de chapa naval nacional certificada para la industria de navíos. Esto permitirá sustituir importaciones y ofrecer precios competitivos para astilleros públicos y privados.

Esta empresa volvió a fabricar luego de varios años de inactividad y recordemos que en la época del gobierno de Carlos Menem, la firma pasó a manos brasileñas, desabasteciendo al mercado de chapa naval nacional certificada. El año pasado, con el impulso del vicepresidente Antonio Beltrán, la empresa comenzó a gestionar la certificación de grado A en la Sociedad de Certificaciones.

𝐋𝐚 𝐈𝐧𝐝𝐮𝐬𝐭𝐫𝐢𝐚 𝐍𝐚𝐯𝐚𝐥, 𝐌𝐚𝐝𝐫𝐞 𝐝𝐞 𝐈𝐧𝐝𝐮𝐬𝐭𝐫𝐢𝐚𝐬, 𝐜𝐨𝐛𝐫𝐚 𝐬𝐮 𝐯𝐢𝐬𝐢ó𝐧 𝐞𝐬𝐭𝐫𝐚𝐭é𝐠𝐢𝐜𝐚 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐞𝐥 𝐝𝐞𝐬𝐚𝐫𝐫𝐨𝐥𝐥𝐨 de Argentina,  se trata de una noticia de alto impacto para los astilleros tanto públicos como privados y es algo que permitirá jerarquizar la industrial naval de nuestro pais.

Ahora es el momento de producción nacional de bienes y servicios para llegar a más consumidores y, en particular, ampliar la oferta de alimentos en más empresas pymes. Para generar más puestos de trabajo y robustecer el mercado interno.

Es imposible pensar un desarrollo nacional sobre la base de inestabilidad como la que genera el fenómeno inflacionario en nuestro país. Tampoco resulta novedoso escuchar en todas las discusiones el carácter multicausal de dicho fenómeno. Aunque esa multicausalidad nunca se presenta de una manera relacionada ni jerarquizada y simplemente se recupera como un mantra para habilitar presunciones ideológicas.

Debemos crear el marco necesario de incentivo y fomento para poder construir una matriz productiva federal que atienda a las necesidades de cada región y sepa obtener de ellas los mejores resultados. Necesitamos crecer a otra escala, de otra forma. Mientras el Estado comienza a delinear políticas que multipliquen las posibilidades de crecimiento en todo el territorio nacional, los empresarios tenemos el compromiso de organizar el entramado productivo.

Los empresarios PYMEs necesitamos previsibilidad. Necesitamos un marco normativo consensuado que nos permita planificar nuestras inversiones independientemente del signo político gobernante.

Pensemos el problema inflacionario desde el abuso perpetrado por los productores ganaderos: capitales concentrados explotan los recursos nacionales en un marco de altísima rentabilidad respecto del mundo por las capacidades productivas de nuestro suelo. Vuelcan la producción al mercado internacional para maximizar sus ganancias ignorando las necesidades del mercado interno. Capaces, inclusive, de comprometer la alimentación de los argentinos.

La normalización de estos comportamientos depredadores también es parte de la herencia que dejó el último gobierno neoliberal de Mauricio Macri. Un sentido común hipócrita que habla de igualdad de posibilidades en un mundo de plena competencia, mientras aplasta 25 mil Pymes durante un mandato. Si efectivamente vamos a dar vuelta la página de aquel terrible episodio de nuestra historia productiva para escribir uno nuevo, que sean entonces los empresarios PYME los actores principales.

Es menester que cada vez haya más empresarios y empresarias nacionales apostando a un desarrollo capitalista soberano e inclusivo que construya una realidad diferente. Ambiciosos y dispuestos a perder, también, en un juego con reglas claras. Con un Estado que arbitre correctamente y un público que se sienta representado.

En la actualidad hemos llegado a una encrucijada la cual nos genera mucha angustia. Una segunda ola que pegó más fuerte de lo que se creía, y un mundo que regresó en su gran mayoría a estrictas restricciones.

A las dos pandemias que estamos afrontando, la del Covid-19 y la inflación, solo podremos enfrentarla con más producción nacional, democratizando las tecnologías industriales y permitiendo la entrada de nuestra oferta en una escala que repercuta significativamente en la economía real. Una política industrial que permita el acceso a créditos blandos para la ampliación productiva y en consecuencia a la generación de más puestos de trabajo.

Ahora es el momento de producción nacional de bienes y servicios para llegar a más consumidores y, en particular, ampliar la oferta de alimentos en más empresas pymes. Para generar más puestos de trabajo, robustecer el mercado interno e inaugurar un nuevo ciclo virtuoso que nos permita avanzar hacia un camino de desarrollo inclusivo y soberano.

En definitiva, ahora es el momento de las PYMEs.

Mauro Gonzalez

Empresario Pyme Textil. Presidente Centro Estratégico para el Crecimiento Y Desarrollo Argentino (CECREDA)